Embrujada para ti, Mina Carlis

29 jul. 2011 2 comentarios
PRECIO: 5 Dólares
EDITORIAL: Editora Digital

Reseña:

Y todo había sido mucho más simple de lo que parecía. Después de todo Bajo cero y yo nunca hubiéramos podido ser amigos.
Yo era una bruja.
Y Damián Wyatt era un demonio cazador de brujas.




Crítica:


¡¡A vosotr@s me dirijo, oh amantes del desenfreno sexual!!


Ha llegado a mis suaves y cuidadas manos de dedos finos y delicados un libro del que me gustaría hablaros. 

Se titula “Embrujada para ti”, y lo firma la insigne Mina Carlis –cuyo blog, por cierto, encuentro sencillamente adorable–. 

La obra tiene como tema central la historia de amor entre una bruja y un demonio, razas históricamente enemigas (“¿No se suponía que las brujas adoran al Maligno?”, os preguntaréis. Pues aquí solo una, y no precisamente por su malignidad…)
La simpática protagonista, llamada Nessie Cross, es una bruja de último orden, ya que parece poseer un gran poder pero no sabe hacia dónde dirigirlo –algo muy típico entre los adolescentes con respecto a su despertar sexual, si se me permite la observación–. Dentro de sus compañeros de estudios se encuentra Damian Wyatt, a.k.a. “Bajo cero”, pues así es su fría mirada de verde jade. 
Cada vez que Nessie se halla cerca de Damian se le produce una migraña parecida a estar justo al lado de los altavoces en un concierto de AC/DC. Es decir, esta bruja y este demonio se conocen como cualquier pareja adolescente en su lugar de estudios. O dicho de otro modo, la autora juega con la fórmula de lo fantástico en un entorno cotidiano, algo que Stephenie Meyer ya hizo con su saga crepusculina y que el cine no está sino universalizando, Pattinson mediante, hacia todos los espectadores, incluyendo a los no iniciados en este tipo de obras.

Y es que, amig@s mí@s, este es el quid de la cuestión. A quien le fascine este tipo de historias, se encontrará con una novela que conjuga las fórmulas estereotipadas de manera perfecta. Con novio hiperposesivo incluido –motivo que a más de un@ os enciende el pecho de deseo, pero que a mí me espanta más que ver a un troglodita en bikini… cuestiones de fetichismo sexual individual, supongo–. Y la aparición de un tercero en morbosa discordia, de nombre Lestat (“Ooooh”).

Mas quien ya se encuentre cansad@ de que le cuenten la misma historia pero con otros nombres, e incluso otros personajes, aunque todos ellos sacados del folklore de terror tradicional –estoy esperando la historia de la chica que se enamora de una momia como agua de mayo… ya es el único bicho que falta– no podrá más que decir de esta novela: “Esto ya lo he leído tropecientas veces”. 
Quedan, eso sí, algunas caídas divertidas de la protagonista en sus reflexiones sobre el machote Damian o especialmente acerca de su propia ineptitud en el mundo de la magia.
Dejo pues la estimación de esta novela a cargo de vuestras pasiones, deseos o insatisfacciones.

Siempre vuestra a cualquier hora de la solitaria madrugada,

Madeline Astor




2 comentarios:

  • lsgab38 dijo...

    Aún teniendo en cuenta que tu crítica no la deja en muy buen lugar y por el respeto que te tengo, con tus endiabladas críticas, me has picado la curiosidad por leer el libro.
    Besos húmedos allá dónde te plazca.

Publicar un comentario

 

©Copyright 2014 F. A. ♥ Críticas